Tras determinar los requerimientos de modo general o individualizado pasamos a elegir los alimentos para realizar esta cobertura energético proteica, clasificar los alimentos en grupos permite asegurar el aporte de alimentos variados.

Elección y manejo de alimentos

María del Carmen Rivero de la Rosa

Paola Díaz Borrego

Tras determinar los requerimientos de modo general o individualizado pasamos a elegir los alimentos para realizar esta cobertura energético proteica, clasificar los alimentos en grupos permite asegurar el aporte de alimentos variados. Los tres primeros años de vida son especialmente importantes porque es cuando se empiezan a desarrollar las habilidades de alimentación del niño, así como sus capacidades motoras, sociales y cognitivas. Por ello, en el periodo posterior, desde los 3 años hasta los 5, vamos a observar cómo se perfeccionan dichas habilidades motoras y conductuales necesarias para una alimentación y deglución eficaz, segura e independiente. De hecho, las funciones oromotoras que incluyen a los labios, mejillas, mandíbula y lengua, imprescindibles en la capacidad deglutoria y de alimentación del ser humano, alcanzan su capacidad máxima alrededor de los 6-7 años. Aunque al inicio de esta etapa está en la coordinación orofaríngea para iniciar la deglución que realizó durante el 2º año.

El niño, a partir de los dos años va mejorando habilidades como correr, saltar, trepar, bailar , etc. Entre el segundo y tercer año de vida,  adquieren nuevas habilidades para utilizar sus manos, como manipular objetos pequeños con mayor destreza y coordinación. Las muñecas, los dedos y las palmas de las manos pueden realizar funciones concretas como comer y beber solos, lo que les permite cada vez más autonomía. 

La agudeza visual del niño sigue aumentando durante la etapa preescolar, a los 2 años supone aproximadamente el 50% de la agudeza del adulto. Durante los años preescolares tiene lugar una “explosión” del lenguaje. El vocabulario, la gramática y el uso de la lengua muestran una marcada y rápida mejoría. Después de los 2 años, la adquisición de palabras va a gran velocidad Este aumento de la capacidad de expresión, se reflejará en la habilidad de expresar preferencias, gustos, sensaciones…que serán de vital importancia a la hora de adquirir hábitos de alimentación.

 

aprendiendo a comer

Trabajando juntos por la salud de nuestros niños

Contactanos

 © Aprendiendo a comer 2021 Todos los derechos reservados | Desarrollado por Marketing Cerca.

Comparte esto: