Hay “bichos” que pueden infectarnos a través de los alimentos y algunos pueden alterar el desarrollo del bebé… ahora te contamos como evitarlos y así ganarás en seguridad.

Los “Bichos” … Evitar Su Infección

Con una simples normas sobre conservación y cocinado de alimento podemos impedir infecciones por microorganismos en la embarazada, que algunos casos pueden tener graves secuelas para el feto y para ella misma

 1.-TOXOPLASMA: su importancia radica en que puede cruzar la placenta y alterar el desarrollo del feto o incluso provocar malformaciones. Todas las pacientes que no tengan anticuerpos contra este parásito 

  • Comer carne bien cocinada (que no se vea roja en el centro o hasta que los jugos salgan claros)
  • Consumir agua potable
  • Lavarse bien las manos después de manipular carne cruda o vegetales frescos 
  • Limpiar bien las superficies y utensilios de cocina.
  • No ingerir vegetales crudos, cuando no se pueda asegurar su correcto lavado
  • Si realiza trabajos de jardinería usar guantes y lavarse bien las manos 
  • Evitar el contacto con gatos sin control veterinario y manipular los areneros.  

2.- LISTERIA: Igualmente la bacteria puede cruzar la placenta e infecta feto, membranas y placenta pudiendo tener fatales consecuencias. Siempre hemos de:

Recaliente hasta que observe el vapor 

Recalentar los alimentos completamente puede ayudar a matar cualquier bacteria que pudiese estar presente.

Lávese las manos con agua caliente y jabón después de manipular estos tipos de alimentos listos para comer. Además, lave las tablas de cortar, platos y utensilios

Evitar consumir productos lácteos no pasterizados, productos cárnicos listos para el consumo como paté refrigerado, así como pescado ahumado.

Leer y seguir rigurosamente las temperaturas de almacenamiento y la fecha de caducidad indicadas en el etiquetado de los alimentos

 

EVITAR

PERMITIDOS 

Salchichas tipo Frankfurt y carnes preparadas compradas listas para comer

Salchichas tipo Frankfurt o carnes listas para comer sometidas a cocción intensa hasta el interior del producto

Leche cruda (SIN pasteurizar) o cualquier derivado elaborado con la misma (ya sean: quesos, yogures o usada como ingredientes de platos)

Leche pasteurizada o cualquier producto elaborado con la misma

Patés no enlatados o esterilizados

Patés enlatados o esterilizados

Productos de pesca ahumados que requieran refrigeración.

Pescado o marisco crudo

Productos de pesca ahumados pero enlatados o esterilizados 

Pescado o marisco cocinado a >50ªC

Ensaladas compradas ya preparadas y listas para comer

Ensaladas preparadas en casa con vegetales crudos bien lavados 

aprendiendo a comer

Trabajando juntos por la salud de nuestros niños

Contactanos

 © Aprendiendo a comer 2021 Todos los derechos reservados | Desarrollado por Marketing Cerca.

Comparte esto: