Una alimentación adecuada y una actividad física programada son factores clave para el crecimiento y bienestar emocional de tu hijo adolescente

¿Tiene repercusión nutricional de los cambios de conducta durante la adolescencia?

Ana María Pizarro Ruiz,
Juan José Benavente García

Una alimentación adecuada y una actividad física programada son factores clave para el crecimiento y bienestar emocional de tu hijo adolescente… leer mas.

Sin olvidarnos de la alimentación adecuada es importante tener en cuenta que la actividad física constituye uno de los hábitos de salud más importantes como prevención de la obesidad y del resto de enfermedades no transmisibles tan prevalentes en la actualidad.
Es importante tener en cuenta que el nivel de condición física en niños y adolescentes, especialmente la capacidad aeróbica, se relaciona inversamente con los niveles de grasa corporal que presentan en ese momento y también con los niveles de grasa corporal que presentan años después en la vida adulta. Los adolescentes con sobrepeso pero con buena condición física presentan un perfil de riesgo cardiovascular más saludable que sus compañeros con sobrepeso, pero con mala condición física y similar al que tienen sus compañeros de peso normal y baja condición física. Es decir que una una mejor capacidad aeróbica puede contrarrestar los efectos negativos de la grasa corporal sobre parámetros de salud cardiovascular. 

  • Durante la adolescencia es frecuente la adquisición de conductas poco saludables que pueden repercutir no solo en su estado nutricional si no también en el rendimiento escolar, en su adaptación social y en el desarrollo de conductas emocionales y son: la inactividad física con excesivas horas dedicadas pantallas, sueño insuficiente y alteraciones de la dieta. Por este motivo, es muy importante que se recomiende un apropiado nivel de actividad física que compense los hábitos sedentarios y que promueva flexibilidad, fuerza muscular y aumento de la masa ósea y masa muscular. 
  • El sueño insuficiente en general por el sobreuso de pantallas tiene importancia en esta edad, porque es el momento de transición del ritmo circadiano infantil del sueño al ritmo del adulto, sumado a las jornadas de actividad que son de adulto (Universidad ó trabajo ) puede tener deficiencia en las últimas horas de sueño lo que repercute en su vida y aprendizaje. A esto se añade la pérdida del desayuno que nutricionalmente es una toma muy importante porque supone el 50% del aporte lácteo, el 25% del aporte energético diario y la primera ingesta tras el ayuno nocturno.
aprendiendo a comer

Trabajando juntos por la salud de nuestros niños

Contactanos

 © Aprendiendo a comer 2021 Todos los derechos reservados | Desarrollado por Marketing Cerca.

Comparte esto: